Última hora

Última hora

La Unicef en guardia ante el riesgo de tráfico de niños en Haití

Leyendo ahora:

La Unicef en guardia ante el riesgo de tráfico de niños en Haití

Tamaño de texto Aa Aa

Puerto Príncipe está lleno de niños sin padres ni familia. Los más afortunados, en orfelinatos, la mayoría vagan perdidos por las calles. Las ONG temen que sean pasto de bandas de traficantes de niños.

De hecho en el aeropuerto ha sido detenido un estadounidense que pretendía embarcar 20 niños hacia Estados Unidos.

Colegios como este donde al menos comían una vez al día son ya solo ruinas.

Para la mayoría la situación es límite.

“Tengo los bolsillos vacíos, ni arroz blanco tengo para dárselo a los niños, no tengo nada, nada”.

“No tengo nada, nada. Voy a hervir te para dárselo con sal”.

Una mirada atenta sobre las barriadas de Puerto Príncipe muestra más que nunca la organización social en la que la familia puede ser la madre y el padre pero también tíos, primos, incluso vecinos como red social de apoyo.

“Su madre y su padre han muerto. Soy yo ahora quien va a cuidarlos”.

El caos aumenta el peligro y desamparo que han sufrido siempre los niños haitianos. Por eso los representantes de la UNICEF advierten del riesgo añadido que pesa sobre los niños abandonados.

“Sería muy fácil para algunos coger un niño desplazado por la tragedia y traficar con él en otro país explica Julie Bergeron, de la Unicef sobre todo porque ya no hay certificados de nacimiento. Hay muchos niños que van a salir del país y sus padres van a creer que sus hijos han muerto.

¿Donde están los padres de estos dos niños de cinco meses rescatados por el ejécito israelí? ¿Han muerto o su familia les llora en Puerto Príncipe? La Unicef pide tratar con cuidado y sin precipitación las demandas de adopción que llegan del primer mundo.