Última hora

Última hora

Opel-Amberes en huelga tras el anuncio de cierre

Leyendo ahora:

Opel-Amberes en huelga tras el anuncio de cierre

Tamaño de texto Aa Aa

Los trabajadores de la fábrica de Opel en la ciudad belga de Amberes están en huelga tras el anuncio de cierre. Un paro que durará al menos hasta el próximo martes y que además de a la producción afectará al reparto de un millar de coches que no saldrán de la planta belga. El cierre de la factoría, previsto para los próximos meses, no ha sido una sorpresa.

“Bélgica es demasiado pequeña para dar miles de millones, mientras que para Alemania, mucho más grande, es posible”, ha señalado Chantal Decraie, sindicalista, que ha hablado de “falta de honestidad y humanidad”.

Este primer paso del plan de reestructuración de General Motors se traducirá en la pérdida de 2.600 empleos en Amberes. En total, el gigante estadounidense prevé la supresión de más de 8.000 de los casi 50.000 puestos de trabajo que tiene en Europa.

Según la socialista flamenca Güler Turan, diputada regional y concejala del ayuntamiento de Amberes encargada del dossier de Opel, “la planta de Amberes era muy competitiva”. “La Comisión Europea debería abrir una investigación para entender en qué se basa esta decisión que no entendemos”, ha dicho.

General Motors sigue negociando millonarias ayudas estatales con los Gobiernos de Berlín, Londres, Madrid y Varsovia, que esperan minimizar las pérdidas de empleos en sus plantas.

La condena a muerte de Opel-Amberes es una especie de símbolo de la crisis del sector del automóvil en Europa. La Unión Europea tiene problemas para obligar a los Estados miembros a plegarse a las reglas del mercado único y a suspender sus ayudas. En Amberes, los trabajadores de Opel se preguntan por qué se sacrifica su planta mientras que no se cerrará ninguna otra en Europa.