Última hora

Última hora

Dos jueces franceses viajan a Ruanda para investigar el genocidio

Leyendo ahora:

Dos jueces franceses viajan a Ruanda para investigar el genocidio

Tamaño de texto Aa Aa

Dieciseis años después del genocidio ruandés, dos jueces franceses han viajado a Kigali para buscar respuestas. Su misión, descubrir si las acusaciones que implican en el genocidio a ruandeses, que hoy afincados en Francia, tienen fundamento.

Uno de ellos es Callixte Mbarushimana, figura destacada de un grupo rebelde y antiguo empleado de la ONU. Interpol le busca por genocidio, aunque vive en su casa de París. Francia rechazó el año pasado su extradición a Ruanda. “Nunca estuve en contacto ni formé parte de ninguna milicia, ni estuve en casa de nadie”, se defiende.

Las relaciones diplomáticas entre Francia y Ruanda, rotas desde el genocidio, se restablecieron en noviembre pasado. Eso ha favorecido que se inicien estas investigaciones. Pero para Gregory Alex, coordinador de ayuda de emergencia de la ONU en aquella época, esto llega muy tarde. “Debería haberse hecho algo hace quince, diez, cinco años. Pero no se hizo”.

A finales de febrero, el presidente francés Nicolas Sarkozy viajará a Ruanda en una visita de reconciliación. Kigali acusa a París de haber armado a los hutus y haber propiciado el genocidio con colaboración militar y entrenamiento. Un genocidio que dejó más de 800.000 muertos en apenas 100 días.