Última hora

Última hora

París prohibirá parcialmente el velo integral en Francia

Leyendo ahora:

París prohibirá parcialmente el velo integral en Francia

Tamaño de texto Aa Aa

Francia no prohibirá llevar velo integral, como el niqab, salvo en ciertos lugares públicos. Andar por la calle con un velo integral no estará prohibido, según las medidas, promovidas por una comisión parlamentaria, que se presentarán mañana en Francia.

Los 32 parlamentarios de todos los partidos proponen prohibir el velo integral en las administraciones, los servicios públicos, especialmente en los transportes, hospitales y colegios. También se prohibirá conducir con burka o niqab.

Estas medidas sólo se aplicarán para los velos integrales que cubren el rostro, como el niqab y el burka.

El comunista André Gerin, que está al frente de la comisión parlamentaria sobre el velo, argumenta que puede que sea un problema marginal, pero que “no es más que la punta del iceberg de lo que ocurre en ciertas partes de nuestro país, una especie de sharia…”

“Tras ese iceberg se esconde una marea negra integrista. Va en contra de la forma de vida y las reglas de la República Francesa”, añade Gerin.

El trabajo de la comisión, creada tras la intervención de Sarkozy ante los parlamentarios reunidos en el Congreso en junio de 2009, ha durado seis meses.

“No podemos aceptar que en nuestro país haya mujeres prisioneras tras una rejilla, apartadas de la vida social y privadas de su indentidad. Esta no es la idea que tiene la República Francesa de la dignidad de la mujer”, decía el presidente galo ante los parlamentarios.

En Francia 2.000 mujeres llevan velo integral, según cifras oficiales. Algunas expresan su incomprensión.

Jamilla Kareema asegura que no ellos también somos son hijos de la República Francesa, “somos franceses, vivimos aquí y tienen que aceptarnos como somos”.

Otra mujere Faiza Silmi asegura que “si la ley nos prohíbe una cosa, en vez de ir contra la ley, prefiero volver a mi país, Marruecos”.

Sin embargo, según un sondeo publicado por el periódico Le Parisien, el 65% de los franceses está a favor de la prohibición total, incluso en la calle.