Última hora

Última hora

Los trabajadores europeos de OPEL, con sus compañeros de Amberes

Leyendo ahora:

Los trabajadores europeos de OPEL, con sus compañeros de Amberes

Tamaño de texto Aa Aa

Los trabajadores europeos de OPEL cierran filas en torno a sus colegas de la fábrica de Amberes que General Motors pretende cerrar.
 
La supresión de 2.600 empleos en la factoría belga forma parte del plan de reestructuración que la empresa prometió al gobierno estadounidense a cambio de ayuda financiera. Este plan no prevé, por ahora, cerrar otras plantas, pero sí recortar empleos, salarios y la producción en toda Europa.
 
‘‘No habrá ni sacrificios ni concesiones por parte de los sindicatos, ni de los trabajadores de otras factorías, nada, mientras ellos no den marcha atrás”, afirmaba Peter Scherrer, líder sindical, “La pre-condicion para todo lo demás es que Amberes no se cierre”.
 
Los 2.700 millones de euros que General Motors quiere recibir de los gobiernos alemán, polaco, español y británico, en forma de ayudas estatales, podría salvar las demás plantas, pero también romper la unidad de los trabajadores.
 
Desde la dirección de Opel aseguran que el plan de saneamiento “está listo” y que esperan alcanzar el acuerdo final con los sindicatos. Necesitan también el visto bueno de los gobiernos de países que acogen factorías de la filial de General Motors.