Última hora

Última hora

Nicole Bacharan: "Barack Obama es un presidente en apuros"

Leyendo ahora:

Nicole Bacharan: "Barack Obama es un presidente en apuros"

Tamaño de texto Aa Aa

Fabien Farge, Euronews: “Nicole Bacharan. Usted es historiadora y especialista en Estados Unidos. Barack Obama pronunció anoche su primer discurso sobre el Estado de la Unión. Un momento muy importante para cualquier presidente estadounidense. Obama puso el acento sobre la economía y, en particular, sobre el empleo, ¿sus prioridades para 2010?”.

Nicole Bacharan: “Sí. Es un presidente en apuros, que ha pronunciado su primer discurso sobre el Estado de la Unión. El ambiente ya no es el de su elección. La prioridad, en efecto, es el empleo. Es ahí donde le juzgarán. Más del 10 por ciento de los estadounidenses está en paro. Por eso Barack Obama ha puesto el acento sobre los puestos de trabajo. Más de un millón que han sido salvados, según dice, gracias a los programas de recuperación, gracias a las inversiones públicas, en especial en las infraestructuras, gracias a la energía, que creará empleos, y a todas las ayudas, los incentivos fiscales a las pequeñas y medianas empresas para desarrollar su producción y generar más empleos”

Euronews: Barack Obama ha hablado mucho de empleo, pero también ha lanzado ataques contra los bancos y una parte de Wall Street. ¿Por qué lo hace, qué busca con esos ataques, con esa ofensiva reiterada contra los bancos?.

N.B.: “Esa voluntad de regular los bancos no es algo exclusivo de Obama. También lo vemos en Europa. Responde a un intento de Obama de mostrar que es alguien próximo al pueblo. A los ciudadanos les preocupa ver, por un lado, a gente que lleva una vida muy dura, que pierde sus empleos, y, por otra, a los bancos que prosperan gracias al dinero público. Es algo que ya no resulta aceptable. Esa también fue una de las razones del descontento de los electores de Massachusetts, donde los demócratas han perdido, donde Barack Obama ha perdido”.

Euronews: Barack Obama se ha centrado en la política interna, limitándose a evocar la política exterior de Estados Unidos, el combate contra el terrorismo, así como Irak.

N.B.: “Es normal, es un presidente estadounidense elegido para ocuparse de los estadounidenses y su economía. La escasa atención otorgada a la política exterior muestra cuáles son sus prioridades, al menos a la hora de hacerse entender por sus electores. Pero no puede olvidar y, sin duda, no olvida, que también es el comandante en jefe de un país en guerra, en dos guerras. Ha demostrado que el plan de retirada de Irak se está cumpliendo y ha recordado su implicación aún más importante en Afganistán, los éxitos contra Al Qaeda, y una implicación más fuerte en Pakistán, en Yemen, en Somalia. Así que no es, en todo caso, un presidente pacifista”.