Última hora

Última hora

Miles de haitianos siguen esperando ayuda

Leyendo ahora:

Miles de haitianos siguen esperando ayuda

Tamaño de texto Aa Aa

La desesperación aumenta entre los haitianos que se sienten olvidados. La ayuda sigue sin llegar a algunas zonas, a pesar de los esfuerzos de la ONU, que reconoce que los problemas logísticos siguen impidiendo que la ayuda llegue a los más de dos millones de damnificados que carecen de acceso a los alimentos. Los afectados dicen estar hambrientos y piden ayuda.

Algunos haitianos cruzan a territorio dominicano para comprar comida y medicinas. Otros buscan desesperadamente un trabajo. El seísmo ha golpeado también a un ya maltrecho mercado laboral, en un país en el que antes del terremoto del día 12 el paro superaba el 60%.

“Llevo aquí desde las cuatro de la mañana, pero no he encontrado ningún trabajo. Puedo hacer de todo, lavar ropa, fregar suelos, todo”, ha señalado una demandante de empleo.

En cuanto a la reconstrucción, el presidente haitiano, René Préval, así como su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, han abogado porque sea el Gobierno de Haití el que fije las prioridades y no organizaciones extranjeras.

“Vamos a hacer todo lo necesario para aliviar el sufrimiento de la gente de Puerto Príncipe. Pero hay que pensar también en la descentralización y ocuparnos de las provincias, para no volver a cometer los mismos errores”, ha declarado Préval.

Ante la creciente preocupación de la ONU por la suerte de los niños que han perdido a sus padres en el terremoto, Unicef ha puesto en marcha un registro de los menores no acompañados que recorren las calles de Puerto Príncipe y los campamentos improvisados.

“Estaba jugando al fútbol con dos amigos y entonces oí el terremoto y sentí la tierra temblar. Corrí hacia mi casa. La encontré destrozada y a mis padres muertos”, cuenta Rodrigo, un chaval de 12 años.