Última hora

Última hora

Atención examen

Leyendo ahora:

Atención examen

Tamaño de texto Aa Aa

Todo son nervios, carreras, y el trasiego de papeles no cesa.

Los candidatos designados para la nueva Comisión pasan su reválida ante el Parlamento Europeo. Durante una semana, uno a uno, tuvieron que demostrar su disposición, su capacidad, y sus conocimientos. Todo tras presentar un currículum y una declaración de intereses económicos.

Para terminar con un apto o no apto como Rumiana Jeleva, búlgara de 41 años, llamada a ocupar la cartera de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis.

El caso es que no pudo justificar la propiedad de una empresa no declarada, ni tampoco la presunta relación de su marido, empleado de banca, con un grupo que podría haber trabajado para la mafia rusa.

Jeleva, abochornada, decidió abandonar.

A otros les fue algo mejor pero pasaron un buen trago. Como la británica, Catherine Ashton, de 53 años, nueva jefa de la diplomacia europea y vice-presidenta de la Comisión.

Los eurodiputados la criticaron por no haber viajado a Haiti, tras el terremoto.

Lacónica se defendió diciendo que no era ni “médico ni bombero” y que prefirió trabajar desde Bruselas.

No convenció pero su entusiasmo le sirvió para pasar el examen.

Claro que otros candidatos, como el francés Michel Barnier, de 59 años, ya habían superado la prueba en otras ocasiones.

Barnier, un político de larga y sólida trayectoria, ya fue comisario de Política Regional en la Comisión Prodi.

Ahora se encargará de Mercado Interior y Servicios.

Criticado por algunos eurodiputados británicos, terminó con aplausos al defender la transparencia del sistema financiero.

Acceder a nuestra edición especial