Última hora

Última hora

1979, un año que cambió la historia de Irán

Leyendo ahora:

1979, un año que cambió la historia de Irán

Tamaño de texto Aa Aa

11 de febrero de 1979. El Ayatolá Jomeini saluda a la multitud que lo aclama tras conocer la noticia de que la monarquía iraní había llegado a su fin después de 2,500 años de existencia. El país entra entonces en una nueva era, la de la República Islámica.

Los líderes religiosos, entre ellos Jomeini, la figura más popular, toman las riendas de las protestas contra el Shah Reza Pahlevi quien 15 días antes se había visto forzado a abandonar el país dejando tras él un gobierno frágil e incapaz de contener las manifestaciones en las calles.

Ja’far Najafian, conductor de taxi, recuerda esos días. Él también contribuyó a la caída del Shah participando en las protestas.

“Durante aquellos días todo el mundo estaba en las calles, nadie quería quedarse en casa. Jóvenes, mayores, mujeres y hombres, todo el mundo salió a la calle”, dice.

“Nombro al gobierno con el apoyo del pueblo”, declaró Jomeini a su retorno a Irán tras 15 años de exilio. El Ayatolá se propondrá entonces como alternativa al poder autoritario y pro occidental del Shah.

Sobhan Kohanbani pudo fotografiar a Jomeini en numerosas ocasiones. Hoy retirado, el célebre fotógrafo evoca las principales reivindicaciones de los manifestantes en febrero de 1979.

“La gente quería libertad, confort y seguridad. También quería mejorar sus condiciones de vida. Pero sobre todo lo que la gente quería es que la monarquía desapareciese, ya no la querían”, explica.

El antiguo régimen imperial fue remplazado entonces por una teocracia: se prohibió todo tipo de influencia occidental, las mujeres fueron obligadas a utilizar el chador. En diciembre de 1979 el Ayatolá Jomeini se convirtió en el Líder Supremo de la Revolución por referéndum.