Última hora

Última hora

Jean Nouvel: "Con las nuevas tecnologías podemos mentir muy bien"

Leyendo ahora:

Jean Nouvel: "Con las nuevas tecnologías podemos mentir muy bien"

Tamaño de texto Aa Aa

El arquitecto francés Jean Nouvel es uno de los más reputados del mundo. Galardonado en 2008 con el premio Pritzker, el más importante en su profesión, Nouvel participó a comienzos de febrero en la última edición de Imagina, la feria europea de la técnología 3D.

Allí, en Montecarlo, analizó junto con euronews su trabajo y cómo los ordenadores y la tecnología 3D han contribuido al desarrollo de su carrera y de la arquitectura en general.

Nouvel: El ordenador ha cambiado completamente el trabajo del arquitecto, porque ahora podemos simular todo, diseñar más rápido, e incluso desmontar un edificio en diferentes piezas. Podemos verificar cada ensamblaje, por lo que aporta una nueva serie de posibilidades extraordinarias en la concepción y realización.

Claudio Rocco, euronews: Usted dijo una vez que las imágenes son mentiras. Con las nuevas tecnologías, ¿son ahora menos mentirosas?

Nouvel: Con las nuevas tecnologías podemos mentir muy bien, incluso mejor que antes, y ahí hay un problema ético. Sin embargo, es verdad que la mentira siempre ha existido.

Eso lo dije hablando desde la perspectiva de un promotor, con una visión a gran escala, con piezas que debido a la perspectiva parecen el triple de grandes, con los coches de lujo en primer plano, los árboles… Al ver todo eso, ya no se ve la arquitectura. Tan sólo se ven las cosa de lujo, que también deben venderese.

Esta mentira sigue existiendo, pero, con un ordenador, si tenemos cierta ética, podemos representar las cosas de forma muy fiable. Por eso estaría bien establecer una serie de normas, una especie de código ético que asegure que lo que se muestra es real.

euronews: ¿Cree que algunas de sus obras no se habrían podido realizar sin ordenador?

Nouvel: Estoy absolutamente seguro de ello. De hecho, ahora puedo decir que incluso no habría tenido algunas ideas si el ordenador no hubiese abierto mi mente.

Por ejemplo, tabajo mucho con la luz y hay cosas que nunca habría podido imaginar sin un ordenador.

Además, hay otras cosas no habria podido realizar.

Un ejemplo actual es mi trabajo sobre el Louvre de Abu Dhabi y su gran cúpula, que es una especie de pozo de luz formado por dos bóvedas perforadas en las que los rayos de luz desaparecen y vuelven a juntarse.

Si hubiésemos querido hacerlo hace 10 años, habríamos necesitado dos o tres siglos, y eso es mucho para mi. Ahora, he podido hacerlo.

euronews: Hablemos del pasado. En algunas de sus obras, por ejemplo la Ópera de Lyon, usted ha integrado estructoras antiguas con otras más modernas. ¿Cúal es la relación del arquitecto con el pasado? ¿Cómo lo nuevo se integra en lo viejo?

Nouvel: Creo que siempre hay que servirse de la historia que nos precede. Una de las cosas que más se echan en falta ahora en la arquitectura contemporánea es un vínculo con la historia y la geografía.

Siempre he defendido que hay que ponerse en relación con aquello que nos ha precedido y reutilizar ese material más a menudo.

Efectivamente, en la historia, muchas obras maestras se han formado con el paso de los siglos debido a la sedimentación”

euronews: Para terminar, centrémonos en las ciudades. ¿Cree que las ciudades de hoy en dia perdurarán dentro de 50 ó 100 años? ¿Cómo se imagina las ciudades del futuro?

Nouvel: Hay que tener en cuenta que las ciudades del futuro no serán ciudades nuevas, sino que las ciudades están en continua mutación. Lo importante ahora es ver cuáles son los factores de esta mutación. En el siglo XX se han acumulado muchos barrios y edicifios nuevos de una forma muy rápida, y no lo han hecho como una distorsión, sino que simplemente se han ido añadiendo a lo existente.

La ciudad está paralizada y hace falta que se mueva. Y esa forma de moverse, de cambiar, será la que dé a las ciudades más complejidad, y, espero, que también más humanidad y profundidad.

El futuro para las ciudades ya está alquí, al menos en un 50%. Una de las cosas magníficas de la película Blade Runner de Ridley Scott es que ya se podía ver que el futuro esta siempre en conflicto, en relación o en superposición con el material ya existente, con los edificios del siglo anterior. Y es esa relación entre el pasado y el futuro la que crea la ciudad.