Última hora

Última hora

Kosovo: dos años de independencia y un futuro incierto

Leyendo ahora:

Kosovo: dos años de independencia y un futuro incierto

Tamaño de texto Aa Aa

Dos años después de la proclamación unilateral de independencia, Kosovo persigue un futuro incierto.

El país cuenta con niveles altos de desempleo y corrupción y, con ellos, un creciente descontento popular. Además, su estátus político no está claro. Sólo ha sido reconocido por 65 de los 192 Estados de la ONU. Dentro de la UE también hay divisiones, 5 de los 27 países del bloque europeo- entre ellos España- no reconocen la autodeterminación kosovar.

En el Parlamento, el presidente, Fatmir Sejdiu, presentaba la juventud de la nación como un handicap, más que una ventaja.

“ Somos el país más joven de Europa y del mundo. Y no es una ventaja, es más bien un obstáculo. Tenemos que trabajar doblemente duro para alcanzar el nivel de otras naciones”.

Kosovo no tiene el control total ni de su política ni de su seguridad. La presencia de la ONU y la policía de la misión europea EULEX recuerdan que existe todavía un tutor.

Otro de los problemas más graves es el contencioso con Serbia, que sigue considerando a Kosovo como provincia suya.