Última hora

Última hora

Luces y sombras de la relación entre China y Estados Unidos

Leyendo ahora:

Luces y sombras de la relación entre China y Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

Un Barack Obama sonriente visitaba en noviembre del año pasado por primera vez al presidente chino Hu Jintao. La relación bilateral iba sobre ruedas. Tanto que algunas potencias temieron que Estados Unidos y China creasen un G-2 en aras de dominar el mundo. Pero pocas semanas después se abrió una brecha entre ambos países.

David Firestein del Instituto EastWest afirma que “a China obviamente no le hace gracia que el presidente estadounidense visite al Dalai Lama, ni tampoco que vendan armas a Taiwan”. Pero el analista cree que los políticos estadounidenses entienden la preocupación china y entienden que sus decisiones tengan ciertas consecuencias.

A finales de enero, la administración Obama anunció la venta de armas a Taiwan. Una transacción, de más de 6.000 millones de dólares, que encendió las iras de Pekín.

La venta, que incluye helicópteros Apache, sistemas antimisiles y otro tipo de material militar, fue aprobada en la era Bush. Washington considera que la reacción de China con la Administración de Obama es desproporcionada.

Pero, el enfriamiento de las relaciones se remonta a septiembre del año pasado cuando Obama decidió aumentar los impuestos sobre los neumáticos chinos. Las represalias no se hicieron esperar, Pekín hizo lo propio con los automóviles americanos.

La baja cotización de la moneda china socava el déficit comercial de Washington. China acreededora de 750 mil millones de dólares desestabiliza el mercado estadounidense.

Para el analista David Firestein del instituo EastWest estas cifras desorbitadas muestran con perspectiva los pequeños gestos. “No creo que el líder chino ni el estadounidense quieran ver esta relación romperse”, asegura el experto.

Pero no hay razones para abandonar la sonrisa ni caer en el alarmismo: a pesar de las críticas nacionalistas, de la retórica entorno a los derechos humanos y de la visita al Dalai Lama… Ambos países siempre han sabido llegar a acuerdos.