Última hora

Última hora

Frattini: "la crisis de Grecia es una prueba para la credibilidad de la zona euro"

Leyendo ahora:

Frattini: "la crisis de Grecia es una prueba para la credibilidad de la zona euro"

Tamaño de texto Aa Aa

Actuar de manera rápida y coordinada para controlar, con mayor eficacia, crisis como la que afecta a la economía griega. Según el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, los países de la zona euro no han hecho lo suficiente para ayudar a Atenas.

Italia exige, también, a la UE que intensifique la lucha contra la inmigración clandestina y refuerce el control de las fronteras comunitarias.

Euronews: “Señor Ministro, usted dijo respecto al plan de rescate de la economía griega: “Será una prueba de la fiabilidad del sistema europeo”. Hemos escuchado diferentes críticas procedentes de Bruselas.
¿Cree que falta cohesión en el seno de la familia europea o se trata, más bien, de desconfianza hacia el verdadero estado de la economía griega?

Franco Frattini:

“Los jefes de estado y de gobierno han prometido ayuda pero hemos sido incapaces de concretarla.
Sabemos que la Comisión Europea ha pedido a Atenas que clarifique los rumores publicados en la prensa internacional sobre las ayudas que Grecia habría recibido para mejorar sus cuentas respecto a la situación que presentó.

Creemos que el primer ministro, Papandreu, ha actuado correctamente aunque, deberíamos haberle ayudado más. Quiero decir, que habiendo criterios para tomar decisiones, no hemos podido tomarlas porque no ha habido unanimidad.
Insisto en que para que la zona euro sea creíble, debemos ser capaces de intervenir en el momento en el que un país tenga problemas.”

EURONEWS: “Italia, España, Malta y Grecia reciben a miles de inmigrantes que huyen de sus países de origen. ¿Qué hace el gobierno italiano para controlar, a largo plazo, el fenómeno de la inmigración clandestina?”

Frattini:
“Se trata de un problema europeo y no italiano, griego o maltés. Si los inmigrantes clandestinos llegan a Sicilia, como las fronteras interiores han desaparecido, se desplazan, rápidamente, a otros países como Austria, Alemania o Países Bajos. Es un problema común.

Hemos pedido un refuerzo de la Agencia Europea Para el control de las Fronteras Exteriores, que otros países se unan a las patrullas en el Mediterráneo y, que haya las mismas reglas para los 27 a la hora de pedir el estatus de refugiado, o de admitir o expulsar a un inmigrante…

Italia, por su parte, intenta frenar la ola de inmigrantes ilegales. Tenemos un acuerdo con Libia que ha permitido que acosten en Sicilia un 90% menos de inmigrantes, en un año. Pero no basta. Al proteger Sicilia, estamos protegiendo al resto de Europa.

EURONEWS: “Partiendo de vuestra experiencia como comisario europeo de Justicia, ¿cómo juzga, usted, el potencial de la Comisión Barroso II y, qué espera Italia de ella?

Frattini:
“Creo que la Comisión Barroso cuenta con un buen equipo para este segundo mandato. Sin lugar a dudas, esperamos mucho en materia de inmigración, pero también, sobre la seguridad energética y el mercado interior. Deseamos que Europa tenga un papel predominante en la escena internacional.

Catherine Ashton afronta un gran desafío. Ser la sucesora de Javier Solana y ser comisaria europea de Asuntos Exteriores significa que debe estar a la altura para cumplir con esas dos funciones cruciales.

La apoyo puesto que es una persona cualificada y preparada. Aunque, ha llegado el momento de los resultados.”

EURONEWS: “Señor ministro, Irán se ha alejado de la mesa de negociaciones al mantener su programa de enriquecimiento de uranio; esto ha provocado críticas de la parte de varios países occidentales y manifestaciones delante de las embajadas europeas, incluso de las italianas. ¿Cree que el diálogo es imposible?

Frattini:
“Creo que la pelota está en el tejado iraní, no en el nuestro. Hemos hecho una proposición simple: Irán puede enriquecer uranio para sus centrales eléctricas con fines pacíficos, pero debe hacerlo fuera de su territorio y de manera transparente.

Irán se arriesga a perder toda posibilidad de negociación. La única vía de presión es la de las sanciones internaciones. Es la única manera de impedir la guerra con Irán.”

EURONEWS:“Cree que es posible llegar a un acuerdo en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas?

Frattini:
“Si China se da cuenta de que dejar a Teherán hacerse con la bomba nuclear es peligroso, incluso para ella misma, entonces, Pekín, haciendo gala de su pragmatismo, podría elegir la abstención, ¿porqué debería alentar la carrera armamentística nuclear en Irán?

EURONEWS:“En estas últimas semanas, se ha lanzado una vasta operación militar antitalibán en el sur de Afganistán. ¿Puede alcanzarse la estabilidad en este país por la fuerza o es inevitable integrar a los talibanes en el diálogo político como sugiere el presidente Karzai?

Frattini:
“En la conferencia de Londres decidimos, hace unas semanas, que la estrategia debe ser política. Debemos entregar el control del país al gobierno afgano, no queremos quedarnos como fuerzas de ocupación.

La seguridad es necesaria no para hacerle la guerra a los talibanes sino para que la gobernabilidad sea posible en Afganistán.

Hay grupos de talibanes con los que no se puede negociar: aquellos ligados a acciones terroristas, militantes de Al Qaeda, aquellos que viven sólo por y para la violencia; después, hay otros que, al haber perdido su trabajo, se han unido a los talibanes, es una cuestión de supervivencia, pero no tienen nada que ver con el terrorismo. Son esos los que debemos integrar.”

EURONEWS: “Para concluir, Italia es objeto de fuertes críticas, a veces irónicas, de la parte de la prensa internacional. ¿Como explica usted, como jefe de la diplomacia italiana, esta actitud?

Frattini:
“He visto con frecuencia retratos sobre una Italia que no tiene nada que ver con mi país. La pregunta es: se trata de falta de conocimientos sobre Italia? Puede ser… ¿O se trata de estampas inspiradas por un espíritu de competición internacional que utiliza un tono vejatorio para hablar de un país?

Además, los italianos suelen hablar mal de su propio país cuando están en el extranjero. Es una debilidad que debemos corregir.”