Última hora

Última hora

La guerra en Afganistán sumerge Holanda en la incertidumbre política

Leyendo ahora:

La guerra en Afganistán sumerge Holanda en la incertidumbre política

Tamaño de texto Aa Aa

La guerra en Afganistán ha sumergido a Holanda en una grave crisis política. La viernes por la noche el primer ministro, el democristiano Jan-Peter Balkenende, anunció la disolución del Ejecutivo al bloquearse las negociaciones entre los socios de coalición sobre una prolongación de la misión de sus tropas en el país asiático: “Seguiremos negociando. Hablaremos con la Reina, con los líderes políticos. Hay que esperar a los resultados. Cuando las consultas hayan terminado veremos si se convocan elecciones anticipadas”, dijo Balkenende.

El líder de la oposición, el viceprimer ministro y lider laborista, Wouter Bos, que ha rechazado de plano prolongar la presencia de las tropas holandesas en Afganistán, decía que ante la falta de entendimiento no podía seguir siendo socio del gabinete. “Por eso hoy hemos decidido dimitir”, sentenció.

La dimisión en bloque del tripartito ha sumido a Holanda en un limbo político dañino. Según algunos analistas “las elecciones anticipadas pueden desembocar en una situación política muy confusa que difucultarán la participación en futuras misiones como la de Afganistán”.

La buena reputación del Ejército holandés llevó a la OTAN a pedir recientemente a La Haya que alargara un año más la presencia del contingente.
Holanda tiene unos 2.000 soldados desplegados en Afganistán, que debían completar su retirada a finales de este año, según los planes iniciales del ejecutivo, aprobados por el Parlamento.