Última hora

Última hora

¿Cómo interpretar el golpe judicial contra el ejército en Turquía?

Leyendo ahora:

¿Cómo interpretar el golpe judicial contra el ejército en Turquía?

Tamaño de texto Aa Aa

¿Es realmente un pulso entre laicos e islamistas? La realidad parece ser mucho más compleja como ha explicado Ihsan Dagi de la Universidad Técnica de Oriente Próximo de Ankara. “Los últimos acontecimientos pueden ser vistos más como una lucha entre una república de burócratas y una república democrática que como una confrontación entre un gobierno islamista y un ejército laico. Se trata sobre todo del dolor de una transformación”, dice.

De hecho, las numerosas prerrogativas de las que disfruta el ejército turco han ido siendo eliminadas poco a poco.

En 2009, el presidente Gül firmó una ley que limita la jurisdicción de los tribunales militares: en tiempos de paz éstos serán juzgados por tribunales civiles.

La semana pasada el propio Protocolo de Emasya fue abolido. Este protocolo, establecido en 1997, permitía a los militares intervenir, sin contar con la autoridad civil, alegando razones de “seguridad nacional”.

Estas reformas tienen como objetivo someter al ejército al poder político como lo exige el proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea.

“Vemos que existe una resistencia del ejército a la Unión Europea porque el proceso de adhesión fragiliza la estructura burocrática que domina el país y limita la soberanía de Turquía. En este proceso romper con la resistencia del ejército frente a la Unión Europea abrirá la vía a una democratización de la esfera política turca”, explica Dagi.

Pero para los partidos laicos de la oposición la versión oficial sobre un posible complot contra el gobierno de Erdogan no es creíble.

Osman Coskunoglu es miembro de la oposición social demócrata. “Estas detenciones no van a convencerme de que ha habido un intento de golpe de Estado y que el gobierno y la justicia están actuando contra ellos. Porque si esa hubiese sido la línea de pensamiento, entonces el gobierno aceptaría nuestra propuesta de ley de procesar a los generales que tuvieron éxito en otros golpes muy dolorosos para Turquía”, afirma.