Última hora

Última hora

Obama no convence con su reforma sanitaria

Leyendo ahora:

Obama no convence con su reforma sanitaria

Tamaño de texto Aa Aa

Más de siete horas de reunión televisada en directo no han servido para que Barack Obama convenciese con su ambicioso proyecto de reforma sanitaria.

Tras la reunión con más de cuarenta legisladores demócratas y republicanos, el propio presidente estadounidense ha admitido que no sabe si se podrán “acercar posiciones” para extender la cobertura médica a los treinta millones de estadounidenses que carecen de ella. “Pido a los republicanos un poco de reflexión”, decía, “para darse cuenta de que hay cosas que estarían dispuestos a apoyar para afrontar este problema fundamental que tienen 30 millones de personas. Y no podemos prolongar el debate un año más”.

Precisamente por eso, Obama afirma estar dispuesto a seguir adelante, incluso sin el apoyo de la oposición republicana. Unos y otros difieren sobre el modelo a seguir, especialmente en cuanto al papel del sector privado y del Gobierno, y el propuesto por Obama les parece excesivamente caro.

Sus ideas las resumía el senador republicano Lamar Alexander: “Este país es demasiado grande y demasiado complejo, para que aquí en Washington unos pocos reescribamos, de golpe, las reglas que mueven el 17% de nuestra economía”.

La reforma sanitaria, que ha sacado a partidarios y detractores a la calle, se encuentra estancada en el Congreso. Prioridad absoluta de Obama desde antes de llegar a la Casa Blanca, esta reforma puede marcar el resto de su mandato.