Última hora

Última hora

Tal vez el inicio de una tragedia griega

Leyendo ahora:

Tal vez el inicio de una tragedia griega

Tamaño de texto Aa Aa

Varios bancos germanos como Eurohypo, Hypo Real Estate, Postbank y Deutsche Bank han hecho saber que no suscribirán los bonos del Tesoro que emitirá próximamente el gobierno griego. Invertir en ese país puede ser un mal negocio, según el consenso de la plaza de Fráncfort, al estimar que Atenas no podrá remunerar esos bonos con una economía estancada.

El primer ministro Yorgos Papandreu ha vuelto a pedir solidaridad y ayuda al resto de Europa, tras señalar al parlamento heleno lo siguiente:

“Les puedo asegurar que ningún país pagará nuestras deudas. Nadie podrá sacarnos de este pantano, sólo nosotros. Es una cuestión de honor y orgullo el que tengamos la capacidad para arreglar los problemas de nuestra casa.”

El problema es que Grecia soporta una deuda de más de 330.000 millones de euros. A pesar de que ese país apenas supone el 2% de la economía de la zona euro, el impago de ese pasivo generaría un perverso efecto dominó en toda la zona euro. Grecia debe sólo a la banca germana 43.000 millones de euros.