Última hora

Última hora

El caos campa a sus anchas en Concepción

Leyendo ahora:

El caos campa a sus anchas en Concepción

Tamaño de texto Aa Aa

Las llamas han devorado un supermercado que horas antes había sido saqueado. Y el incendio, al parecer, fue intencionado. Los actos de vandalismo se multiplican en la ciudad chilena, con la que se cebó el terremoto del sábado. Faltan el agua y la comida, y también la luz. De los saqueos de tiendas se ha pasado directamente a los de viviendas.

6.500 soldados patrullan sus calles. El Gobierno ha decretado el toque de queda hasta 16 horas por día en las regiones del Bío Bío, cuya capital es Concepción, y el Maule, en un intento de controlar la situación.

“Yo quiero hacer un llamado a la conciencia de las personas, aquí todos tenemos que colaborar y no son aceptables el pillaje y la delincuencia”, ha afirmado la presidenta Michelle Bachelet.

El ejecutivo, acusado de lentitud en su respuesta, ha empezado a enviar asistencia a las regiones más castigadas, y ha dado luz verde a la ayuda internacional.

En medio de este ambiente marcial se celebran los funerales por las víctimas. El terremoto masivo, seguido por un tsunami, se cobró más de 700 vidas según el último balance oficial. Y una veintena de peronas siguen desaparecidas. Los equipos de rescate les buscan, trabajando contra reloj y en medio de fuertes réplicas, entre los escombros.