Última hora

Última hora

Patatas OGM: tras la autorización, la polémica

Leyendo ahora:

Patatas OGM: tras la autorización, la polémica

Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas ha dado su visto bueno al cultuvo de una patata transgénica y Europa ya está dividida en dos.
En entredicho: su inocuidad.

La variedad transgénica Amflora, producida por el grupo alemán BASF, podrá emplearse para fabricar pasta de papel o para la alimentación del ganado.
Pero también contiene un gen resistente a los antibióticos. La Agencia Europea de Seguridad de los Alimentos considera que este tubérculo no plantea problemas para la salud. Los ecologistas piensan todo lo contrario.

Marco Contiero de Greenpeace dice que su organización “está en contra de esta patata, porque supone un riesgo para las personas, los animales y el medioambiente. Ese gen es totalmente innecesario. En el mercado ya hay patatas sin OGM con un contenido más importante en almidón, como el de la BASF, que pueden ser utilizadas sin riesgos para nadie”.

No hay riesgo alguno, replica Willy De Greef, portavoz de EuropaBio, la asociación europea de promoción de las biotecnologías.

Según De Greef “hay mucha confusión entorno a esto. El gen NPT 2, que es el gen resistente al altibiótico, sólo es resistente a tipos de antibióticos muy antiguos que no se emplean significativamente ya con las personas. De hecho, ese gen particular podría encontrarlo en cualquier pedazo de tierra de este jardín si se pusiera a excavar”.

Es la primera vez en doce años que Bruselas da su bendición al cultivo de OGM.

Curiosamente, hay una directiva europea que prevé la eliminación de estos genes resistentes a los antibióticos, para evitar la emergencia de super bacterias contra las cuales, los antibióticos serían ineficaces.