Última hora

Última hora

Un abad austriaco dimite por otro escándalo de abusos sexuales en la Iglesia católica

Leyendo ahora:

Un abad austriaco dimite por otro escándalo de abusos sexuales en la Iglesia católica

Tamaño de texto Aa Aa

El abad austriaco, Bruno Becker, dimitió ayer por unas acusaciones que remontan a hace 40 años. Según la víctima, el religioso le tocó de manera indecorosa durante una excursión escolar a una gruta y luego intentó comprar su silencio con 5.000 euros.

Estas revelaciones en Austria coinciden con el anuncio en Holanda de la apertura de una investigación sobre más de 200 posibles casos de abusos en los años 50. Estará al frente un hombre que no pertenece a la Iglesia, el ex-ministro y antiguo alcalde de La Haya, Wim Deetman.

Para las autoridades eclesiásticas holandesas esta elección conlleva un mensaje claro: “Estamos buscando a alguien exterior a la Iglesia Católica para demostrar que queremos iniciar una investigación totalmente abierta y transparente”.

En Alemania, patria del actual Papa, la situación no es mejor. Hasta el hermano del Santo Padre ha tenido que explicarse. Monseñor Georg Ratzinger admite haber pegado alguna que otra bofetada cuando dirigía el coro en el colegio catedralicio de Regensburg hasta 1994; pero dice no estar al tanto de los abusos denunciados en las últimas semanas, tanto en Regensburg, como en otras dos escuelas católicas de Baviera.

Ante el aluvión de denuncias, el Vaticano se defendía ayer diciendo que la Iglesia está “ abordando está problemática de manera valiente y decidida”. Y añade que la pederastia se da también en “otros ámbitos”.