Última hora

Última hora

La clase media griega se prepara para apretarse el cinturón

Leyendo ahora:

La clase media griega se prepara para apretarse el cinturón

Tamaño de texto Aa Aa

La subida del IVA es la medida más impopular del plan griego de austeridad. La ciudadanía la percibe como una penalización que castigará, sobre todo, a los más pobres.

En el mercado de Varvakios, en pleno centro de Atenas, se siente rápidamente la indignación que invade a la clase media. El presidente de la asociación de comerciantes de frutas y verduras no esconde las dudas que le suscitan las previsiones del gobierno socialista.

“Si el PASOK piensa que puede obtener el dinero que necesita aumentando el IVA del 9 al 10%, que lo intente dice Matheos Tsoupakis. Pero no creo que lo consiga, porque el poder adquisitivo de la población no lo va a aguantar”.

En Grecia, el salario medio es de 800 euros mensuales. La pensión mínima apenas alcanza los 280 euros y el 20% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. Para este jubilado, llenar la cesta de la compra no es fácil:

“La comida es muy cara en Grecia explica Zacharias Savas, un pescador retirado. Sobre todo si miramos nuestra cartera en comparación con el resto de Europa”.

Una subida del IVA de uno o dos puntos agravaría las estrecheces que sufre una buena parte de la población. En los próximos meses, los griegos tendrán que apretarse más aún el cinturón. Y una prueba de ello es que productos como el café se están convirtiendo en bienes de lujo, incluso en los barrios populares de la capital.

“Un café cuesta en Grecia dos euros y medio. Demasiado para el ciudadano de a pie. Es el símbolo del desequilibrio de los precios en este país. Con el IVA en plena escalada, la situación puede empeorar debido a la creciente inflación, que ya está en el 2,8%, muy por encima de la que registran los países de la Eurozona”.