Última hora

Última hora

El ministro alemán de Defensa está en el punto de mira de la comisión parlamentaria que investiga la matanza de Kunduz, en Afganistán

Leyendo ahora:

El ministro alemán de Defensa está en el punto de mira de la comisión parlamentaria que investiga la matanza de Kunduz, en Afganistán

Tamaño de texto Aa Aa

El ministro alemán de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, está en el punto de mira de la comisión parlamentaria que investiga la matanza de Kunduz, en Afganistán. Los diputados quieren esclarecer qué sabía de una operación orquestada para ocultar la verdad sobre el bombardeo del Ejército alemán en el que murieron más de 140 personas, muchas de ellas civiles. Los hechos ocurrieron a principios de septiembre, dos meses antes de que el ministro accediera al cargo.

Según ha explicado a la comisión el ex Jefe del Estado Mayor del Ejército Wolfgang Schneiderhan, 4 días después del ataque se creó el denominado Grupo 85, cuya misión era influir en la investigación de la OTAN para proteger la imagen del Ejército e informar a Berlín del curso de las pesquisas. Al frente de la operación estaba el oficial Peter Wichert, quien niega que el objetivo fuera ocultar la verdad de lo ocurrido.

La oposición no lo tiene tan claro. El diputado Jan van Aken, del izquierdista Die Linke, afirma que “es evidente se trató de una operación de camuflaje desde el primer momento. El Ejército y el ministerio de Defensa siempre supieron que había muertos civiles, pero lo negaron durante días. Fue una operación concertada para ocultar la verdad”.

El bombardeo de Kunduz tenía como objetivo a un grupo de talibanes que había robado dos camiones cisterna, pero mató a decenas de civiles. El escándalo se llevó por delante en Alemania al ministro de Defensa, Franz Josef Jung, y al jefe del Estado Mayor del Ejército, Wolfgang Schneiderhan.