Última hora

Última hora

El laborismo británico, salpicado por un nuevo escándalo

Leyendo ahora:

El laborismo británico, salpicado por un nuevo escándalo

Tamaño de texto Aa Aa

“Soy como un taxi en alquiler y ofrezco mis servicios por entre 3.000 y 5.000 libras al día”. Estas declaraciones del ex ministro de Transportes, Stephen Byers, y las de otros diputados laboristas han puesto en aprietos al partido de Gordon Brown a pocas semanas de las elecciones legislativas del Reino Unido.

Las imágenes fueron grabadas con cámara oculta por un periodista que se hacía pasar por un miembro de un grupo de presión. El ex titular de Defensa, Geoff Hoon, y la ex ministra de Salud, Patricia Hewitt, también se habrían ofrecido para influir en la política del Ejecutivo a cambio de dinero.

“Lo que necesitamos no es sólo una investigación parlamentaria sobre Stephen Byers sino también una investigación gubernamental sobre lo que hicieron esos ex ministros, reclamaba el líder conservador, David Cameron. Porque hay que ser claros sobre lo que está en juego. Esos ministros, Hewitt y Byers, estaban afirmando que cambiaron la política gubernamental. Están haciendo unas afirmaciones que van directamente al centro de la integridad del Ejecutivo”.

Varios ministros del Gobierno de Gordon Brown han criticado públicamente a sus correligionarios. En el seno del laborismo se estaría pidiendo incluso la expulsión de los diputados implicados, conscientes del daño que este escándalo puede hacerles en las legislativas.