Última hora

Última hora

Hasta que la ley los separe, pero ¿cuál?

Leyendo ahora:

Hasta que la ley los separe, pero ¿cuál?

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea quiere facilitar los divorcios a parejas de distinta nacionalidad o que viven en un país extranjero. La Comisión Europea quiere aprobar, este miércoles, un mecanismo, para fijar qué ley nacional deberá aplicarse en cada caso, con el fin de eliminar la incertidumbre jurídica que genera, en muchos casos, situaciones dramáticas.

Los divorcios de parejas de distintas nacionalidades suponen ya el 20% de todos los que se tramitan en la Unión Europea. Hay uno cada cuatro minutos.

Preguntas cruciales como ¿qué progenitor obtendrá la custodia de los hijos? o ¿cómo se realizará la separación de bienes comunes? tendrán respuestas. La propuesta europea permitirá a los cónyuges elegir el país donde se aplicará el divorcio.

“Esto permitirá armonizar las diferentes legislaciones, resolver los problemas sobre la aceptación y validez de las sentencias en el espacio europeo, porque, llegado el momento, habrá un corpus común del que dependenderán las sentencias que, más tarde, cada estado aplicará”, explica la abogada, Regine Hazee.

Por el momento, Bruselas pretende poner en marcha un mecanismo al que se han adherido sólo 10 países, entre ellos España, con el fin de extenderlo al resto de la UE, más tarde. Aunque países como Suecia se oponen, ya que no quieren que en su territorio se aplique otra ley de divorcio distinta a la suya.