Última hora

Última hora

Elecciones italianas: la abstención como enemiga de Berlusconi

Leyendo ahora:

Elecciones italianas: la abstención como enemiga de Berlusconi

Tamaño de texto Aa Aa

Siempre en primer plano y mucho más si se trata de buscar votos. El primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha trabajado incansablemente en estas elecciones, a pesar de ser regionales. Una vez más las ha transformado en plebiscito. Su objetivo: evitar la abstención, sobre todo en los votantes de su partido, el Pueblo de la Libertad.
 
Para el analista político Ilvo Diamanti, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Urbino, “la mayor preocupación para el primer ministro Berlusconi viene en primer lugar de sus votantes dudosos e indecisos. En segundo lugar, de la Liga Norte, que es un aliado fiel pero que podría sobrepasar al PDL en el norte y obtener puede que dos regiones; y por otro lado, más que el centro izquierda, el primer ministro parece preocupado en primer lugar por los jueces y en segundo por los presentadores de televisión.
 
Un hecho a recalcar en esta campaña electoral: el apagón de la RAI a los programas de debate político con el pretexto de no favorecer a ninguno de los partidos en liza. Frente a este imperativo el presentador del programa Año Cero, Michele Santoro, ha organizado una emisión por la libertad de expresión difundida en grandes pantallas en la calle, por 40 cadenas locales y por numerosos sitios en Internet. Raipierunanotte, RAI por una noche, ha tenido una audiencia del 13%
 
“Este es un país, explica Diamanti, en el que los partidos están poco presentes en la sociedad y muy presentes en los medios. Por eso el control de los medios es determinante. ¿Es un problema de libertad? Sí, pero es también un problema de política, del papel de la política y de los partidos políticos”.
 
Y efectivamente, el debate político en Italia es cada vez más retórico, reducido a lemas y consignas y al lenguaje de los políticos no le faltan ni insultos ni agresividad. “Esta espiral, una espiral casi violenta, de una violencia felizmente, sobre todo verbal, pero no únicamente – explica el profesor Diamanti – sirve para iluminar diferencias que no son tan obvias. La política convertida en marketing cuando el marketing pone en pugna productos que no son muy diferentes, así que se grita, intentan venderla de una manera más explícita, lo más directamente posible”.