Última hora

Última hora

El frío polar sitúa a Mongolia al borde de una catástrofe humana

Leyendo ahora:

El frío polar sitúa a Mongolia al borde de una catástrofe humana

Tamaño de texto Aa Aa

El invierno se niega a dejar paso a la primavera en Mongolia, que está al borde de una catástrofe humana por culpa de las bajas temperaturas. Con los campos yermos tras meses de sequía, el intenso frío que se ha registrado desde principios de año ha diezmado los rebaños de un pueblo nómada por excelencia que depende en buena parte del ganado para sobrevivir.

Temperaturas de hasta 50º bajo cero han provocado la muerte de 4,5 millones de reses. La Cruz Roja Internacional ha lanzado la voz de alarma para evitar que la hambruna alcance a la población. Según el delegado regional de la organización, Francis Markus, “la hambruna acecha a decenas de miles de familias. Sobre todo a la que proceden de estratos sociales humildes, a los ganaderos más pobres, a quienes han perdido todo su rebaño y ahora se encuentran en una situación desesperada”.

Un cuarto de los 3 millones de habitantes que tiene Mongolia son pastores nómadas. La Cruz Roja ha pedido casi un millón de euros de ayuda de emergencia para atender a las necesidades básicas de la familias que lo han perdido todo. En las provincias más afectadas por el frío, la mayoría de los ganaderos han visto morir a entre un 40% y un 50% de sus rebaños. Ahora se acerca la época de cría y los campos siguen helados, sin más alimento que ofrecer que la carroña de las víctimas del crudo invierno.