Última hora

Última hora

La Liga Norte, dos décadas abriéndose camino con sus propuestas populistas

Leyendo ahora:

La Liga Norte, dos décadas abriéndose camino con sus propuestas populistas

Tamaño de texto Aa Aa

“Aida” de Verdi es su himno, su color es el verde y su programa, tan inmutable como inquietante en muchos aspectos. Pocos hubiera creido hace dos décadas que la Liga Norte, con sus posiciones xenófobas y populistas, llegaría a ser lo que hoy es en Italia, donde controla cuatro ministerios, incluidas las carteras clave de Interior y Economía, a pesar de que sus votos vienen exclusivamente del norte.

El artífice del fenómeno es Umberto Bossi, quien en 1989 fundó el partido para defender al rico norte de la que consideran como la sanguijuela romana, de sus impuestos que, en su opinión, les arruinan y de su burocracia. Bossi defendía entonces abiertamente, hoy de forma mucho más discreta, la independencia de Padania, una región alrededor del Po, de fronteras no muy bien definidas.

Uno de sus pilares ideológicos, desde hace dos décadas, es el federalismo fiscal (que el dinero del norte se quede en el norte), unido a una autonomía regional económica. También se oponen, sin ambages, a la inmigración, con propuestas de tinte xenófobo. Su influencia en el gobierno de Berlusconi y su control del ministerio del Interior, se ha dejado sentir en ese sentido, con una política muy dura contra la inmigración irregular. Otra obsesión, la seguridad, impulsando leyes severas en ese sentido.

Que su populismo funciona lo han demostrado las últimas elecciones regionales en las que la crisis y las dificultades económicas han sido para ellos un magnífico caldo de cultivo.