Última hora

Última hora

Después de Moscú, Daguestán. Otro doble atentado dispara el miedo a una espiral terrorista

Leyendo ahora:

Después de Moscú, Daguestán. Otro doble atentado dispara el miedo a una espiral terrorista

Tamaño de texto Aa Aa

Tan solo 48 horas después del doble atentado de Moscú, otro doble atentado ha sacudido Daguestán, la inestable república del Cáucaso, disparando el miedo a una espiral terrorista en Rusia.

Ocurrió a primera hora en la ciudad de Kizliar. Primero explotó un coche bomba, al paso de un vehículo policial, y veinte minutos más tarde, cuando el lugar estaba atestado de agentes y servicios de emergencia, un suicida disfrazado de policía hizo explotar otra carga explosiva. El resultado, 12 muertos, 9 de ellos policías, y una treintena de heridos. Un balance que podría haber sido mucho mayor, pues la explosión se produjo junto a un colegio, una comisaría y la sede del FSB.

“No descarto que fueran los mismo criminales que actuaron en Moscú”, ha dicho Vladimir Putin. Para el primer ministro ruso, no importa donde se cometan ni quiénes sean las víctimas, en su opinión “estos crímenes están dirigidos contra Rusia (…). Las fuerzas especiales y la policía están trabajando. Vamos a elaborar un plan de compensación para las víctimas y las familias de los fallecidos”.

Moscú sigue en alerta máxima, dos días después de los atentados que dejaron 39 muertos y una ciudad conmocionada. La policía patrulla el metro y peina barrios residenciales y zonas industriales buscando a los dos hombres y una mujer que supuestamente ayudaron a las kamikazes a provocar la matanza. ¿Pero quiénes eran?
Después de desvincularse de los atentados, el jefe rebelde checheno Doku Umarov reivindica ahora la responsabilidad, a través de su página web, donde promete seguir golpeando a Rusia.

Este miércoles han tenido lugar los primeros funerales, pero será el jueves el gran día de duelo en la capital rusa.