Última hora

Última hora

Reacciones a la declaración serbia sobre

Leyendo ahora:

Reacciones a la declaración serbia sobre

Tamaño de texto Aa Aa

Srebrenica

Gracias a las imágenes grabadas en vídeo durante la contienda, la fiscalía del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia pudo probar la ejecución de ocho mil varones musulmanes bosnios en Srebrenica en julio de 1995. E inculpar de genocidio al ex líder militar al
al mando de las fuerzas serbobosnias, el general Ratko Mladic, sobre el que pesa una orden internacional de captura y extradición.

En otras imágenes de archivo ha quedado registrada la llegada de algunos de los supervivientes de la masacre a Tuzla, enclave musulman bajo protección de la ONU, tras seis días de huida a pie. Entre ellos Ilijaz Pilav, hoy cirujano en Sarajevo: “mientras el texto no incluya la palabra “genocidio” la resolución parlamentaria no cumple su propósito, y creo que ya sólo por esto es otro insulto, muy grave, para las víctimas, para todos aquéllos que murieron y para los que consiguieron salvarse”, explica.

Los familiares de los miles de ejecutados en Srebrenica habrían querido que el Parlamento Serbio hubiera definido la matanza como genocidio, condenándolo expresamente bajo este término como hizo el Palamento Europeo en 2009.

Kada Hotic, que perdió marido e hijo en la masacre explica que “todo lo que puedo decir es que es positivo que finalmente Serbia reconozca lo ocurrido, después de tantos años como han pasado esperándolo”.

En 2007 la Corte Internacional de Justicia eximió a Serbia de la responsabilidad de genocidio durante la guerra civil de Bosnia, aunque sí falló en su contra por no haber tomado las medidas necesarias para impedir la masacre de Srebrenica.

Incluso sin utilizar el término “genocidio”, la resolución del Parlamento de Belgrado ha sido mal recibida en localidades como Pale, entre los serbios de Bosnia. “Creo que es demasiado pronto para una resolución de este tipo, habría que esperar algo más y no hacer diferencias entre las vícitimas musulmanas y las serbias”, explica un lugareño.

Criticada por los nacionalistas serbios por no condenar también los crímenes cometidos por bosnios y croatas, la resolución se centra en Srebrenica. La peor masacre ocurrida en territorio europeo desde la Segunda Guerra Mundial.