Última hora

Última hora

Un artista austriaco se crucifica en una catedral de Viena para protestar contra los abusos sexuales

Leyendo ahora:

Un artista austriaco se crucifica en una catedral de Viena para protestar contra los abusos sexuales

Tamaño de texto Aa Aa

Un artista austriaco se ha crucificado en la fachada de la catedral de San Esteban de Viena para protestar contra los abusos sexuales sobre menores perpetrados por eclesiásticos de su país. La escenificación apenas ha durado 15 minutos, los suficientes para atraer la atención de las cámaras y de decenas de curiosos.

La Iglesia Católica alemana también está en el ojo del huracán tras destaparse numerosos casos de pederastia en su seno. El presidente de la Conferencia Episcopal de este país ha vuelto a expresar su “pesar, horror y vergüenza” por los actos prepetrados por miembros del clero. La Institución ha abierto una línea telefónica para ayudar a posibles víctimas.

El efecto dominó de los escándalos ha llegado a Francia, donde muchas miradas se tornan hacia la catedral de Rouen. Uno de los sacerdotes que habitualmente ofician misa en el templo está siendo investigado por agredir sexualmente a un menor de 15 años a principios de los noventa. El cura ha reconocido los hechos.