Última hora

Última hora

La campaña electoral británica enciende motores

Leyendo ahora:

La campaña electoral británica enciende motores

Tamaño de texto Aa Aa

Gran Bretaña estrena la carrera electoral más reñida de los últimos veinte años y no hay tiempo que perder.

Al primer ministro Gordon Brown, animado por los resultados de las últimas encuestas que le sitúan a solo cuatro puntos de su rival, se le ha visto en un supermercado charlando con los empleados.

¿Le gustaría trabajar aquí?, le preguntan.

“Sería un buen lugar, mejor que la cámara de los comunes”, bromea.

La salida de la crisis económica es un eje fundamental de esta campaña. “Una mala decisión afectará a cientos de miles de personas”, ha asegurado.

La mala decisión para Brown es votar a este hombre, David Cameron, el joven renovador de los tories.
Se le ha visto hacer footing y conversar con los pacientes de un hospital.

Ha prometido reducir el gasto público y echar atrás los planes laboristas de aumentar los impuestos.

Habrá tres debates televisados a tres bandas. Porque puede que ninguno de los dos cuente con el respaldo suficiente…

Y la llave de la gobernabilidad la tenga el líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg.

Se le ha visto en un instituto departiendo con los alumnos. Afirma ser el verdadero hombre del cambio.

45 millones de británicos están convocados a las urnas el próximo seis de mayo para elegir a los 650 diputados. Si ningún partido obtiene la mayoría necesaria, habría lo que llaman un “parlamento colgado”, en el que la fuerza más votada tendrá la primera opción para formar gobierno. Un escenario que haría temblar a los mercados financieros.