Última hora

Última hora

Rusia podría pedir hoy perdón por la matanza de 22.000 polacos en 1940

Leyendo ahora:

Rusia podría pedir hoy perdón por la matanza de 22.000 polacos en 1940

Tamaño de texto Aa Aa

Esto es Katyn, la localidad rusa en la que el primer ministro Vladimir Putin y su homólogo polaco Donald Tusk celebrarán hoy un encuentro histórico.

Por primera vez, rendirán juntos homenaje a los 22.000 militares y civiles polacos asesinados de un tiro en la nuca por orden de Stalin en 1940. No todos murieron aquí, pero Katyn se ha convertido en el símbolo de la matanza.

Durante cincuenta años la URSS negó los hechos, culpando a las tropas nazis.

“Me gustaría creer que la participación del primer ministro Putin en esta ceremonia significa que la parte rusa no está rechazando su responsabilidad. Sino que de esta manera quiere enfatizar sus sentimientos respecto a este crimen”.

Solo en 1989 el último dirigente soviético Mijail Gorbachov reconoció la culpababilidad de su país.

Una disculpa rusa podría contribuir a mejorar las difíciles relaciones entre Moscú y Varsovia.

“Es una de las barreras en la mejora de las relaciones no solo entre los dirigentes, sino también entre la gente. A los polacos les hiere que no compartamos su dolor, que estemos escondiendo la verdad”.

Pero pedir perdón no basta. En 2004 la fiscalía rusa zanjó la cuestión entregando a Polonia la tercera parte de los archivos sobre el caso. Moscú se niega a desclasificar el resto, que aclararía el destino de unos siete mil oficiales. Sus familiares podrían así encontrar sus restos y enterrarlos.