Última hora

Última hora

La oposición toma el poder en Kirguistán

Leyendo ahora:

La oposición toma el poder en Kirguistán

Tamaño de texto Aa Aa

Un baño de sangre en Bishkek. El asalto de la oposición al parlamento ha dejado decenas de muertos en la capital de Kirguistán. El ejército respondió a la carga con munición real. Tras varias horas de violentos enfrentamientos, los manifestantes- que piden la dimisión del presidente y el Gobierno- dicen haberse hecho con el poder y haber formado un ejecutivo de transición dirigido por la ex ministra de Relaciones Exteriores, Rosa Otunbáyeva.

Sin embargo, todavía no se sabe a ciencia cierta quién controla el país a estas horas.

“ Tanto el Servicio Nacional de Seguridad como el ministerio del Interior están ya bajo control de nuevas personas. Hemos tenido que tomar el control porque la seguridad es una cuestión prioritaria”.

Son las declaraciones de Otunbáyeva recogidas hace unas horas. La oposición asegura, además, que ha ocupado los locales de la Televisión estatal y la fiscalía. El presidente Bakiev está huído y según las últimas informaciones se ha refugiado en la ciudad de Osh, su feudo. Medios rusos señalan que el Primer ministro habría presentado su dimisión- como pedían los manifestantes- pero no está confirmado.

En los últimos años ha habido una creciente indignación popular y frustración contra Kurmanbek Bakiev a causa de la corrupción rampante y la subida de los precios de los combustibles en uno de los países más pobres de la antigua Unión Soviética.

“ Primero sufrimos el régimen de Akayev, ahora el de Bakiev. La gente está descontenta, somos pobres, no tenemos trabajo, los jóvenes no tienen futuro. Sólo queda la sangre”.

La cadena de acontecimientos se ha complicado enormemente en cuestión de horas. El martes comenzaron las primeras manifestaciones en la región de Talas, y sólo dos días después, la revuelta se ha instalado en la capital de este estratégico enclave de Asia Central que es Kirguistán.