Última hora

Última hora

La extrema derecha gana poder en Hungría

Leyendo ahora:

La extrema derecha gana poder en Hungría

Tamaño de texto Aa Aa

Hace unos años no eran más que unos cuantos skinheads. Tras las elecciones de ayer han logrado representación parlamentaria en Hungría.
 
El Jobbik, que en húngaro significa “el mejor” pero también “más la derecha”, se declara racista y antisemita. Su estética, rescatada de los aliados húngaros de los nazis, lo deja claro.
 
En 2007 el partido fundó la llamada “Guardia Húngara” para intimidar a la comunidad gitana. El pasado año fue ilegalizada.
 
Gabor Vona, líder del Jobbik, ha sabido aprovechar la crisis económica para incrementar su popularidad a través de un discurso populista.
 
“Soy racista. ¿Y qué?- pregunta desafiante uno de sus seguidores- ¿Por qué me tienen que gustar los extranjeros si son mis enemigos?“      
 
Los sondeos de intención de voto habían subestimado el apoyo popular de los húngaros al Jobbik.
 
Pero descontentos por la crisis económica y los escándalos de corrupción, muchos húngaros han apostado por un partido que ha prometido llevar a la cárcel a los responsables de esta situación.