Última hora

Última hora

Kirguistán: Su dependencia económica fue clave en el origen de las revueltas contra el Gobierno

Leyendo ahora:

Kirguistán: Su dependencia económica fue clave en el origen de las revueltas contra el Gobierno

Tamaño de texto Aa Aa

La situación económica de Kirguistán fue la clave de la revuelta contra el Presidente Kurmanbek Bakíev. Pese a las promesas de la Revolución de los Tulipanes de relanzar la industria nacional y atraer a nuevos inversores, el país sigue dependiendo de las ayudas extranjeras.

Las protestas de la oposición contra la corrupción y el nepotismo del Gobierno calaron en un país en el que el 40 por ciento de la población vive por debajo del umbral la pobreza.

“El Gobierno no debería ser como un negocio familiar. Debería ser una persona preoupándose por el pueblo”, se quejaba una kirguís.

Tras el final del periodo soviético que llevó al abandono de la industria nacional, ahora la agricultura y los ingresos de los trabajadores que han emigrado a Rusia suponen dos tercios del presupuesto del país. Una situación delicada que se ha visto empeorada por la crisis económica internacional.

“Quiero que haya paz en Kirguistán y trabajo para todos. Hoy en día no hay trabajo para los universitarios, y tienen que trabajar, por ejemplo, en los mercados. Por eso los jóvenes prefieren irse a Kazajistán o Rusia”, explicaba un granjero kirguís.

Pese a que las reservas de oro del país son las más grandes de Asia Central, es su posición estratégica la que más beneficios aporta a las arcas del estado.

Situado entre Rusia y China, y cerca de Afaganistán, Kirguistán acoge dos bases militares que representan cientos de millones de euros al año en ingresos.

La situación obliga al país a encontrar un difícil equilibrio entre los deseos de Moscú y Washington.

Hace un año Medvedev prometió a Bakíev 2.000 millones de euros en ayudas a cambio de que cerrase la base estadounidense. Sin embargo, cuando Washington ofreció triplicar hasta los 45 millones euros anuales el alquiler, el Gobierno kirguís optó por mantener la base.

Una decisión que resulto fatal para Bakiev. En febrero el Kremlin bloqueó el pago de la ayuda humanitaria, alegando que el Presidente y su familia se quedaba con parte del dinero, y canceló las reducciones acordadas para el precio del combustible, agravando así la situación economica del país y con ello aumentando el descontento de la población con sus dirigentes.