Última hora

Última hora

Educando con el fútbol en Sudáfrica

Leyendo ahora:

Educando con el fútbol en Sudáfrica

Tamaño de texto Aa Aa

Para algunos el fútbol es un juego para disfrutar pero aquí en la Escuela Mahlasedi Masana, en el distrito de Mamelodi a las afueras de Pretoria, el fútbol es mucho más que eso.
Un nuevo programa de educación utiliza el entusiasmo por el fútbol como una herramienta educacional, que enseña a los niños más pobres, que viven una situación caótica en sus hogares, a tener control sobre sus vidas.

“Esta es una zona clasificada como la más pobre dentro de la zona pobre. Donde la mayoría de los padres de la comudidad escolar están desempleados. Es muy difícil para la escuela satisfacer algunas de las necesidades.”

“Otro problema es el abuso, los niños sufren maltrato en sus hogares. Algunos son abusados muy pequeños, quizás con 6 años. Hay demasiados niños en la escuela que están siendo abusados ahora mismo, especialmente los chicos que son sodomizados y también las chicas que son violadas por familiares”

“Les gusta pelearse mucho, pero aquí jugando al fútbol pueden hacer amigos y trabajar en equipo.
Algunas familias salen adelante gracias a los más jóvenes, encontramos niñas que a lo mejor no tienen padres y son ellas las que cuidan de los pequeños en casa, son como adultas, tienen que cuidarlos y si no hay dinero, tienen que salir fuera y hacer planes”

El proyecto es parte del sistema para desarrollo y cooperación entre Sudáfrica y Alemania, respaldado por la Unión Europea y llevado a cabo por la fundación GTZ. El programa utiliza el deporte y las artes escénicas para educar niños.

“Este programa es integral, no sólo se centra en el deporte también lo hace en valores morales, aptitudes sociales.. Ayuda al níño a crecer en todos los aspectos. Si, nos estamos beneficiando mucho con este programa.”

“Les enseñanos artes escénicas, técnicas sociales, desarrollo del liderazgo, conciencia de la naturaleza y también de la comunidad. Nos sentamos con ellos y discutimos temas de actualidad que son importantes para sus comunidades y sus vidas”

Mahlasedi Masana proporciona un equilibrio positivo respecto al panorama que viven en sus casas… Y está funcionando.

“Lo que está ocurriendo aquí es un éxito, pero tenemos varios desafíos… especialmente cuando tenemos que ir a jugar alguna liga, porque tenemos que viajar para ir a otras escuelas a jugar, y algunas veces no tenemos dinero para el transporte pero lo estamos intentando…” “En realidad disfruto jugando con los niños, me encanta ver que se lo están pasando bien y que están riendo y disfrutando. Odio ver cómo otros están tristes”