Última hora

Última hora

Pasajeros de todo el mundo se quejan del caos aéreo

Leyendo ahora:

Pasajeros de todo el mundo se quejan del caos aéreo

Tamaño de texto Aa Aa

Decepción , fatiga e ingenio, éstas son las tres palabras del día para quienes intentan atravesar Europa de aeropuerto en aeropuerto. En todos los puntos del mundo se escuchan las mismas quejas.

Charlie McKinney, un soladado americano, no imaginaba que su regreso de Irak iba a ser tan complicado. Tras ser operado de apendicitis en Alemania y pasar 18 días en el hospital, espera para volver a casa.

“Cuando salí del hospital estaba listo para volver, tenía un pasaporte nuevo y mi billete de avión, me dejaron en el aeropuerto y pasa ésto…”

El caos aéreo es una situación difícil para los nervios y para la cartera. Nicolás Ribard, atrapado en Tokio, sabe de lo que habla..

“Para los cuatro que viajamos sólo tengo 3 mil yenes, unos 24 euros. Es difícil porque puedes conseguir casi todo lo que necesitas en el aeropuerto de Narita pero tienes que pagar por todo. Hemos luchado para conseguir cupones de duchas gratis, y nos los dan hoy, pero tenemos que esperar 3 días más para ducharnos”

El alemán Alexander Rachke intenta llegar a Zurich.

“El próximo vuelo disponible es el 7 de mayo, es mucho tiempo. De hecho hoy empezaba a trabajar. No sé qué voy a hacer. No es agradable, me está costando mucho dinero”

Algunos pasajeros han tenido más suerte. Han sobrevivido a un auténtico día de combate. El israelí Nissin Ben Shoham finalmente ha llegado a Tel aviv.

“Ha sido un desastre. Estaba atrapado en Milán. Intenté coger un tren pero estaban todos llenos. Logré alquilar un coche e ir a Roma y desde allí, con mucha paciencia, pude volvar con Alitalia después de confirmar y cancelar los vuelos varias veces. Creo que cogí el último avión que salía hacia aquí”

En el aeropuerto de Praga, para levantar la moral de los pasajeros, han abierto zonas que normalmente están restringidas al público, y han organizado una visita guiada por Stanilav Zeman, director de aviación.

“Esta es la primera vez en 73 años que hemos enseñado a la gente cómo funciona el sistema de salida de emergencia del aeropuerto desde un autobús”

A Martin Petrasek, de 9 años, le ha encantado.

“Lo que mas me ha gustado han sido los coches de bomberos y las máquinas de fuera. Ha sido muy divertido”.

Es una pena que los bomberos no puedan apagar el volcán de Islandia..