Última hora

Última hora

Historias para perder los nervios en Saint Pancras

Leyendo ahora:

Historias para perder los nervios en Saint Pancras

Tamaño de texto Aa Aa

La terminal de trenes londinense de Saint Pancras es, más que nunca, un ir y venir de historias personales con signos opuestos.

Por un lado, la euforia de quien culmina toda una hazaña; por otro, la frustración de quien se ve atrapado a merced de un volcán enfurecido.

Pesadillas de viajeros que llegan hasta aquí aliviados después 4 ó 5 días de esperas y contínuos retrasos. Que han pagado hasta el abuso por un hotel o por un medio de transporte que les trajera o les sacara de aquí, explica nuestro enviado especial en Londres, Seamus Kerney.

Odiseas agotadoras como ésta: “Estábamos en Eslovenia explica un pasajero. El viernes teníamos que estar aquí y hasta el domingo no pudimos salir del país. Hemos cogido 4 trenes y atravesado 6 países. Habíamos hecho una pre-reserva con el Eurostar pero no hemos llegado a tiempo. Se acabó. Nos vamos a tomar una cerveza o un té. Gordon Brown, ponte las pilas”.

Unos llegan por fin y otros quieren irse y siguen sin poder hacerlo.

“Esta noche, la situación me ha desbordado explica otra mujer He llegado a mi límite. Pero vamos a ser positivos porque tarde o temprano llegaremos a casa. Es todo un reto y no somos los únicos. Me consta de hay miles de personas atrapadas aquí o en el extranjero”, se consuela.

más información