Última hora

Última hora

Militares contra las revueltas en Kirguizistán

Leyendo ahora:

Militares contra las revueltas en Kirguizistán

Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno interino en kirguizistán planta cara a la insurgencia con tropas y carros blindados.

El nuevo ejecutivo, formado tras el motín del pasado 7 de abril, ha tenido que enviar el Ejército a las afueras de Bishkek, la capital, para evitar el pillaje, las ocupaciones de terrenos y la violencia, de raíz étnica, que se cobró cinco muertos el lunes.

El presidente derrocado, Kurmanbek Bakíev, está ya en Bielorrusia, mientras el nuevo mandatario, Karim Massimov , trata de buscar apoyos diplomáticos ante la mirada desconfiada de Rusia, la UE y los Estados Unidos, que quieren pasos inequívocos hacia la democracia y el orden constitucional.

En una reunión con el presidente de Kazajistán, el vice primer ministro Nazarbayev, anunciaba que las fronteras entre ambos país y seguía desconcertando con un peligroso discurso de doble filo: “No emplearemos las armas contra los ciudadanos pacíficos, ya ha sido derramada suficiente sangre. pero estoy preparado para usar napalm contra los alborotadores con tal que la paz no sea dañada.”, aseguraba.

Fuera del parlamento, miles de ciudadanos piden que el gobierno que acabe con la violencia étnica que amenaza la frágil estabilidad del país.
Incluso, los manifestantes han organizado un movimiento de resistencia para apatrullar la capital Bishkek, y erradicar cualquier brote de violencia