Última hora

Última hora

Hartos de vacaciones: la paradoja de la crisis del volcán

Leyendo ahora:

Hartos de vacaciones: la paradoja de la crisis del volcán

Tamaño de texto Aa Aa

La volcánica crisis ha provocado una paradoja: miles de viajeros enfadados por tener que continuar sus vacaciones.

Esta mañana en el aeropuerto parisino de Orly, todos estaban deseando ver el cartel de “llegadas”.
Es el caso de los pasajeros atrapados en Agadir, en la costa marroquí, que hablaban este jueves con la prensa: “Estoy muy contenta de volver a Francia. Nuestro vuelo de regreso era el sábado pero nos quedamos bloqueados en Marruecos” decía una mujer. Otro pasajero también confesaba estar muy aliviado. “Creí que nos quedaríamos más tiempo, no teníamos noticas del ‘touroperador’. Ha sido un follón”.

El problema para los atrapados son los compromisos, el presupuesto y la espera en el aeropuerto. Todos se quejan de la falta de información.

Y la cosa se complica si se viaja con niños, como contaba una pareja irlandesa en Australia: “Si sólo fuesemos nosotros dos y estuviéramos de paseo, sería una cosa. Pero cuando estas intentando calmar a un niño de dos años y medio mientras cuidas a un bebé de seis meses, es una responsabilidad añadida y una carga de estrés. Necesitamos realmente irnos y volver a casa”.

Los reencuentros, emocionados tras días de tensión, se han repetido hoy por todo el mundo.