Última hora

Última hora

Cronología de un escándalo. Los casos de pedofilia en la iglesia católica

Leyendo ahora:

Cronología de un escándalo. Los casos de pedofilia en la iglesia católica

Tamaño de texto Aa Aa

Fue en los años cincuenta cuando estallaron los primeros escándalos de abusos sexuales en el seno de la iglesia católica. Casos aislados, a menudo silenciados y tratados con secretismo tras los muros de las iglesias.

En los años 80 y 90 la primera ola de denuncias de pedofilia golpea sobre todo a Francia y Estados Unidos. Pero todavía hubo que esperar hasta 2009, con la publicación de dos informes en Irlanda, para que el Vaticano se viera acorralado y el muro de silencio empezara a romperse.

El informe del juez Sean Ryan reveló que cientos de niños fueron víctimas de abusos de todo tipo en las instituciones religiosas irlandesas en los años 40.
Después, el informe de la comisión de la juez Yvonne Murphy, sacó a la luz 46 casos de sacerdotes culpables de abusos sexuales entre 1975 y 2004. Cientos de niños, en diferentes diócesis de la región de Dublín, habrían sido violados por sacerdotes de sus parroquias.

Las familias de las víctimas acusan al primado de Irlanda, el cardenal Sean Brady, de cerrar los ojos ante lo que estaba sucediendo y, sobre todo, de encubrir al sacerdote pedófilo Brendan Smith durante 40 años. Se estima que unos quince mil niños irlandeses fueron víctimas de abusos.

A finales del pasado mes de enero, el escándalo gana terreno. El ojo del huracán se traslada ahora a Alemania. Las autoridades religiosas de decenas de diócesis germanas comienzan a destapar cientos de agresiones sexuales cometidas en los años 70 y 80 en colegios católicos. Ciento setenta denuncias han sido interpuestas desde entonces. El papa Benedicto XVI y su hermano Georg Ratzinger se ven indirectamente salpicados, por los escándalos en el monasterio de Ettal en Baviera y el del coro de los pequeños cantores de Ratisbona.

En marzo la mancha de aceite llega a Austria. Las instituciones católicas de este país se ven atrapadas por los abusos sexuales cometidos también en los años 70 y 80. Bruno Becker, superior de la abadía benedictina de Saint Pierre de Salzburgo dimite y reconoce públicamente haber abusado de un niño en 1969. Los casos, cientos, surgen, en un goteo constante de denuncias.

El fenómeno se ha repetido en Suiza, en Italia, en Malta, a donde Benedicto XVI viajó el pasado fin de semana. El último gesto público del
Pontífice frente al avance imparable de esta ola de escándalos de pedofilia.