Última hora

Última hora

La solución del caos en Bélgica está en manos una pareja improbable

Leyendo ahora:

La solución del caos en Bélgica está en manos una pareja improbable

Tamaño de texto Aa Aa

El rey y el primer ministro. Alberto II mantiene en suspenso su respuesta a la dimisión del Ives Leterme, la quinta desde que ganara las elecciones en 2007. La responsabilidad de este nuevo embrollo la tienen los liberales flamencos que han abandonado el gobierno federal.

“El Open VLD ha dejado sin margen de maniobra al gobierno”, se queja el ministro de Finanzas, Didier Reynders, y líder de la segunda fuerza del país, la francóna RM, que no descarta utilizar el procedimiento legal que permite a la minoría linguística impedir una agresión de la mayoría.

¿En qué consistiría esta agresión? en la escisión pura y simple del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvoorde, que se encuentra a caballo entre las dos regiones linguísticas del país. La mayoría flamenca del Parlamento podría intentar votar en este sentido la semana que viene.

El colmo de las desavenencias, que superan lo meramente linguístico, lo protagonizaron, ayer, varios diputados y senadores del partido independentista, Vlaams Belang, que irrumpieron en el hemiciclo para entonar el himmo de la región de Flandes.