Última hora

Última hora

El centro-derecha húngaro celebra una victoria aplastante

Leyendo ahora:

El centro-derecha húngaro celebra una victoria aplastante

Tamaño de texto Aa Aa

Alegría desbordada en el centro-derecha húngaro. Y no es para menos, el Fidesz, con Viktor Orban a la cabeza, ha obtenido una abrumadora victoria en la segunda vuelta de las legislativas de ayer. Se trata de un triunfo histórico: No sólo porque los socialistas pasan a la oposición después de ocho años, sino porque ningún partido había conseguido gobernar con una mayoría tan amplia en la Hungría post-comunista.

El próximo primer ministro, anunciaba el comienzo de una época de “cooperación nacional” en la que todos juntos reconstruirán el país y lo fortalecerán.

Así queda el nuevo Parlamento. El Fidesz que se ha hecho con 263 escaños. Le siguen a gran distancia los socialistas hasta ahora en el gobierno. La tercera fuerza es el partido de extrema derecha Jobbik, que entra por primera vez en la cámara.

Ellos han sido los segundos grandes ganadores de esta jornada electoral capitaneados por el joven Gabor Vona, de 31 años. Éste ha acusado al ejecutivo saliente de dejar al país sumido en un colapso político, social, moral y económico total.

Esta formación ha aprovechado el descontento de la población para ganar popularidad con su discurso populista, racista y antisemita.

Orban vuelve al Gobierno, y lo hace con una mayoría de dos tercios de la cámara de su parte. Algo nunca visto hasta ahora en la política húngara que le permitirá adoptar fácilmente las reformas que pretende, e incluso modificar la Carta Magna.