Última hora

Leyendo ahora:

La enésima crisis en Bélgica pone en jaque la unidad del estado


Bélgica

La enésima crisis en Bélgica pone en jaque la unidad del estado

Los roces entre valones y flamencos, las dos comunidades linguísticas del país, ha terminado con un gobierno de unidad nacional de apenas cinco meses. Yves Leterme ha tenido que dimitir por segunda vez en un plazo de tres años y ha reconocido la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

El rey Alberto II ha aceptado este lunes la dimisión del primer ministro tras un último intento de negociación y todo hace pensar en unas elecciones anticipadas.

“Puede ser que haga falta salir de los estándares de siempre y buscar una salida más creativas. Creo que habrá al final un consenso a la belga y un compromiso. Espero y deseo que se llegue a un acuerdo lo antes posible”, decía una ciudadana belga.

Antes de las elecciones debe resolverse, por mandato del Tribunal Consitucional belga, uno de los principales motivos de fricción entre los dos grupos: el régimen electoral de la región de Bruselas.

Bélgica buscará un gobierno estable para recuperarse de la crisis económica y mejorar su imagen internacional: su presidencia de turno de la UE empieza el 1 de julio de 2010.