Última hora

Última hora

Gran Bretaña, elecciones: algo más de margen para los "hedge funds"

Leyendo ahora:

Gran Bretaña, elecciones: algo más de margen para los "hedge funds"

Tamaño de texto Aa Aa

Gane quien gane, la City tendrá que vérselas en breve con un proyecto que le hace pupa: la directiva sobre fondos especulativos.

Los corredores de bolsa londinenses sólo esperan que el gobierno que salga de los comicios del día 6, no apriete las tuercas al sector bancario.

El controvertido texto prevé nuevas reglas, más estrictas con los “hedge funds” y otros fondos especulativos, y sobre todo con quienes los gestionan. Un trago amargo y contraproductivo dice este “broker”: “la gente va donde hay dinero. Tenemos a China y la India pisandonos los talones, y si no podemos actuar porque hay un sentimiento de regulación anti-bancos pues no es nada bueno”.

Este otro predice una victoria de los conservadores. “Personalmente añade creo que tenemos que proteger nuestros propios servicios financieros antes de preocuparnos de cuidar de los demás”.

La discusión sobre el proyecto de directiva se ha aplazado hasta el 18 de mayo. Un guiño del jefe del gobierno español, el socialista Rodríguez Zapatero, cuyo país preside la Unión, hacia Gordon Brown, que se libra así de un molesto asunto que podría haber entorpecido su campaña.

Ana Haurie de la consultora “Dexion capital” explica que” en Europa hay una cierta antipatía por los “hedge funds”. Pero esta directiva no se refiere sólo a ellos, su espectro es mucho más amplio.”

Sea como fuere, el ochenta por ciento de los fondos de inversiones en Europa, se gestionan desde el Reino Unido. La actividad de los “hedge funds” en Europa representa más de dos billones de euros.
De ahí que el tema sea tan sensible. Iain Begg, analista económico, insiste en que “la protección de la City es importante para economía británica en general. Del mismo modo que el turismo lo es para Francia; o la industria para Alemania. Es el sector lider de la economia, el que provee la riqueza subyacente. Asi que por un lado, el electorado busca políticas que mantengan la posición de competitividad de la city de Londres. Pero al mismo tiempo hay mucha oposición hacia los banqueros, a quienes se culpa de la recesión, o sea que también hay una demanda a favor de la regulación y el control de los bancos”.

Los liberales británicos parecen los más proclives a una negociación para regular los fondos especulativos. Laboristas y conservadores están en contra. Para la City, la fragmentación de su mercado financiero es simplemente, inaceptable.