Última hora

Última hora

Nick Clegg, la gran sorpresa que podría ser decisiva en las elecciones británicas

Leyendo ahora:

Nick Clegg, la gran sorpresa que podría ser decisiva en las elecciones británicas

Tamaño de texto Aa Aa

De desconocido a superestrella en unas pocas semanas.

Y con un argumento de ventamundialmente conocido: el del cambio. Ha insistido durante toda la campaña en que la tercera vía es posible fuera de las pautas de laboristas y conservadores. Los liberales demócratas buscaban sangre nueva, y la han encontrado.

A sus 43 años, Nick Clegg ha hecho temblar la tradicional alternancia política desde el primero de los tres debates televisivos, inéditos en Gran Bretaña.

Y sus seguidores se han puesto a soñar, aunque su candidato, debido a un complejo sistema electoral, no tenga ninguna posiblidad de convertirse en primer ministro. Pero puede resultar decisivo.

Sin duda, Clegg ha sabido aprovechar el hartazgo de sus compatiotas después de tanto escándalo y usura protagonizados por miembros de los dos grandes partidos.

Pero su personalidad también ha sido clave: joven, telegénico, políglota, padre de tres niños, y sin complejos.

Lo nunca visto: Ha hablado sobre sus conquistas sexuales no más de treinta mujeres y de sus falta de fe religiosa. Disfrutó de la baja de paternidad cuando nació su tercer hijo.

Muy moderno pero con escasa experiencia en el mundo real, alegan sus detractores, que insisten también en su falta de perfil “británico”:
Padre ruso, madre holandesa, casado con una española, ha trabajado mucho tiempo en Bruselas, en la comisión europea, y luego como eurodiputado.

Una experiencia profundamente europea en un país que no lo considera precisamente un mérito a recompensar.

En 2004 abandonó el parlamento europeo porque, aseguró, era incompatible con su vida familiar.
Poco después fue elegido miembro de la cámara de los comunes. Como diputado, sus ideas van muchas veces en contra de la propia opinión pública. Lo que, sin embargo, no ha hecho más que impulsar y popularizar su imagen.

Clegg forma junto a su esposa, Miriam González Durantez, una bella y brillante abogada vallisoletana, una pareja atractiva y acorde con los tiempos que corren.

Los británicos decidirán ahora si de largo recorrido en la pasarela política.