Última hora

Última hora

El dispendio de los parlamentarios a examen

Leyendo ahora:

El dispendio de los parlamentarios a examen

Tamaño de texto Aa Aa

Opiniones como “Siendo honesto, pienso que es vergonzoso”; “Francamente, no creo que ninguno esté libre de culpa. No sé a quién voy a votar este año”; o “Si se rompen las reglas, tenemos un precio que pagar”, están en la mente de los británicos.

¿Reconcen estas imágenes? Son las del a menudo llamado “Madre de todos los Parlamentos” que en los últimos meses ha caído en aguas turbulentas, por el escándalo de los gastos presentados por algunos de sus miembros.

Bajo el paragüas de un desacreditado sistema compraron muebles, televisores de plasma, una segunda residencia o alquilaron películas porno.

Hasta el “speaker” de la Cámara, Michael Martin, hizo las maletas y otros devolvieron todo cuanto cobraron.

Paul Hackett, euronews:

“Ellos se lo comieron y ellos se lo bebieron. Algunos miembros del Parlamento fueron acusados pero todos fueron metidos en el mismo saco. Los implicados echaron la culpa al sistema. El daño estaba hecho. Como señaló Winston Churchill en tiempos de guerra: “El precio de la grandeza es la responsabilidad”.

Un consejo que estos cuatro políticos deberían haber tenido en cuenta. A pesar de haber negado estas prácticas se enfrentan a un proceso penal que acarrea penas de prisión.

La periodista Heather Brooke ha luchado durante años para que los gastos de los parlamentarios se publicaran. Cuando la prensa los dio a conocer, el escándalo fue mayúsculo.

“Esta vez fue diferente porque no era solo un político de un partido o unos cuantos, era un buen número de políticos de los tres partidos. Era una mezcla muy seria de excesos de parlamentarios que pedían para una hipoteca inexistente, o que especulaban con sus viviendas para no pagar los impuestos. Ahora fue divertido ver hasta donde llegaba la imaginación, una casa para los patos, limpieza de fosos, un kit-kat y galletitas para los invitados, una mezcla tremenda entre lo trivial y lo serio”, explica Heather Brooke.

En Luton, la que fuera estrella de la televisión Esther Rantzen concurre como independiente en una candidatura anti-corrupción tras conocerse que la laborista Margret Moran pidió 23.000 euros para fumigar los hongos en su segunda residencia.

Como otros, Margret Moran, suspendida de militancia, no va en las listas pero la gente todavía está indignada.

“Es un asunto bien candente en estas elecciones. Puerta tras puerta me encuentro gente que me dice que no se ha decidido. Y una razón es que están horrorizados por un sistema político que permitió estas prácticas sin que salieran a la luz, y cuando los parliamentarios fueron sorprendidos, dijeron que podían haberlo encubierto”, dice Esther Rantzen.

Los sondeos señalan que no habrá mayoría. Hablamos con el profesor Paul Whiteley de la Universidad de Essex para saber si estos escándalos son un factor determinante.

“Pienso que vamos a ver un Parlamento en un escenario de coalición emergente entre liberal-demócratas y laboristas. El escándalo de los gastos ha sido uno de los factores que explica el repentino aumento en los apoyos para los liberal-demócratas y esto va a dar lugar, casi seguro, a una coalición en el Parlamento”.

Paul Hackett, euronews:

“Un nuevo sistema de control entrará en vigor tras las elecciones. El objetivo es recuperar la confianza en el Parlamento, algo que no va a ocurrir antes de los comicios. Sin embargo, está claro que las cosas no volverán jamás a ser como antes”.