Última hora

Última hora

El plan de austeridad guillotina los presupuestos de las familias griegas

Leyendo ahora:

El plan de austeridad guillotina los presupuestos de las familias griegas

Tamaño de texto Aa Aa

Recortes salariales, impuestos que suben y se multiplican, las medidas draconianas guillotinan los presupuestos de las familias griegas. Estamos en Nea Peramos, a cincuenta kilómetros de Atenas, en casa de la familia Papadonis.

El padre, Kostas, trabaja cinco meses al año en el cuerpo de bomberos, el resto del tiempo hace trabajillos: repara televisores, radios…

“Llevo trabajando de bombero veinte años, cinco meses todos los años. Actualmente gano ochocientos euros y ahora me dicen que estoy ganando mucho y no sé si el año que viene me van a despedir”, comenta.

Kostas recibe del Estado un sueldo de ochocientos noventa y seis euros por ser bombero. Se lo van a recortar un treinta por ciento; según sus cálculos se va a quedar en novecientos ventiséis euros. Difícil mantener, con esa suma, a una familia de cuatro personas, más aún cuando Eva, su mujer, trabaja asimismo de forma temporal y en estos momentos no tiene empleo.

“Mi familia, como otras muchas en Grecia no sabe si estas medidas económicas del gobierno del Papandreu darán, al menos, buenos resultados”, confiesa Eva.

La incertidumbre de los Papadonis la comparten muchos griegos. Temen que los sacrificios que van a padecer sean en vano; y que el país se hunda más aún, en una crisis que podría durar años.