Última hora

Última hora

"Europa no se sentó a llorar su propia marginalización", Pascal Fontaine, especialista de la construcción europea

Leyendo ahora:

"Europa no se sentó a llorar su propia marginalización", Pascal Fontaine, especialista de la construcción europea

Tamaño de texto Aa Aa

Hoy hace 60 años, Europa encontró aquí su razón de ser. Estamos en el Salón de l’Horloge en el Ministerio francés de Asuntos Exteriores. Aquí, Robert Schuman pronunció la declaración que se convertiría en el documento fundacional de la Comunidad Europea

En ese mayo de 1950, ante los periodistas convocados en este mismo lugar, el jefe de la diplomacia francesa hace un llamamiento a Alemania, su otrora enemigo.

Le propone compartir las producciones de carbón y acero de ambos países, o sea materias primas estratégicas para el armamento.

Más audaz si cabe, Schuman propone que sea una autoridad supranacional la que gestione esa producción común. Además invita a otros países a sumarse a esta aventura.

Un año más tarde, seis países crean la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, CECA. Nace así la primera matriz de la que es hoy Europa de los 27.

En breve hablaremos con un especialista sobre este primer acto de la construcción europea, pero antes escuchemos un extracto de la famosa declaración Schuman…

“Francia se ha puesto siempre al servicio de la paz. Europa no ha podido hacerse a causa de la guerra. Europa no se hará de repente, ni en una única construcción conjunta, se hará más bien a partir de realizaciones concretas que creen una solidaridad de hecho.”

euronews :
“Pascal Fontaine, usted es especialista en la construcción europea. Fue el último asistente de Jean Monnet del que hablaremos más tarde. Para comenzar, me gustaría regresar a los días y horas que precedieron el anuncio del proyecto de la CECA. Todo se decidió rápidamente y con el mayor de los secretos…”

Pascal Fontaine, spécialiste de la construction européenne
“Exactemente. Puede decirse que el 9 de mayo de 1950 estalló una auténtica bomba diplomática, que sorprendió a las cancillerías, a la prensa y a círculos políticos europeos. El canciller alemán Adenauer fue informado la víspera por un emisario secreto del ministro Schuman y dió su aprobación en esa misma mañana. Así que Robert Schuman podía decir a sus colegas del consejo de ministros: Alemania está de acuerdo. Sólo los estadounidenses estaban también al corriente.

Para Jean Monnet y para Robert Schuman, el alcance revolucionario de esta iniciativa diplomática de Francia necesitaba realmente que tuviera un efecto de gran sorpresa, porque la tradición diplomática, o más bien las costumbres diplomáticas hacían que cuando un proyecto se daba a conocer prematuramente, corría el riesgo de ser desvirtuado. La importancia del plan Schuman residía en la fuerza de los principios revolucionarios que instauraba en Europa.”

euronews :
“Entonces por qué Schuman, por qué no Georges Bidault por ejemplo, el primer ministro de la época?”

Pascal Fontaine
“Robert Schuman, que recibió el documento de su director de gabinete, Bernard Clappier – el cual tuvo un gran papel en este asunto – vió rápidamente el alcance político de esta iniciativa y dijo: yo me encargaré políticamente del asunto, esto será de mi responsabilidad.

Robert Schuman es natural de la Lorena. Vivió en la historia de su propia familia todos los dramas, todas las paradojas y los enfrentamientos franco-alemanes. De joven se vió obligado a luchar con el uniforme alemán. Todo eso fue naturalmente una tragedia personal. Fue naturalmente un patriota francés muy comprometido, era además un hombre religioso, conciliador. Y por eso esa iniciativa fue para él como una misión sagrada.”

euronews :
“Y que me dice de quien usted califica de inspirador o mentor, Jean Monnet. En esa época tenía la responsabilidad como comisario económico de poner en marcha la economía francesa en plena postguerra. El proyecto de la CECA fue realmente su idea..”

Pascal Fontaine
“De hecho, el inventó la supranacionalidad. En una nota del 3 de agosto de 1943, en Argel, cuando era miembro del gobierno provisional francés, escribió un visionario documento en el que decía: después de la guerra, los estados no podrán reconstituirse sobre una base de soberanía nacional como antes. Será necesario que compartan sus soberanías, porque Europa será demasiado pequeña, será preciso ofrecer un marco de paz. Habrá que poner en marcha un auténtico ente europeo que el denominaría federación europea. Por eso el proyecto Schuman del 9 de mayo del 50 es auténticamente la primera etapa de este proyecto europeo. Jean Monet lo concibió así. Concibió la idea de una Gran Autoridad del Carbón y del Acero, no como un órgano técnico más, sino como un núcleo federal e inicial de una construcción más global que se haría progresivamente y que en efecto ha dado lugar a la Europa que conocemos hoy.”

euronews
“Estamos en entonces en plena Guerra Fría. Se crea la RFA un año antes, después la RDA. La guerra de Corea está a punto de estallar. ¿Es acaso ese contexto tan duro el que hace posible el sueño europeo, un sueño que se remonta a Victor Hugo?

Pascal Fontaine
“Así es en efecto, la guerra fría fue un factor determinante. En esa época Alemania Occidental formaba un desafío político muy importante. Los americanos querían que Alemania Federal se rearmara rápidamente para dejar de ser blanco de la Guerra Fría y convertirse en un miembro activo de la Alianza Atlántica. Sin embargo, los franceses no querían devolver a Alemania sin garantías todos los instrumentos de su soberanía.

Así que esa solución era perfecta. Lograba resolver de golpe todos los problemas. En primer lugar la misión de Francia de dar un estatuto a Alemania. En segundo lugar resolver los problemas de la producción de carbón y del acero, los problemas del Ruhr y del Sarre que eran todavía objeto de discusión entre Francia y Alemania. Era la primera fase del arranque de Europa, de realización concreta de Europa. Había que mostrar también que en plena Guerra Fría iba a nacer el pilar europeo de la Alianza Atlántica. No habría que permitir que la propaganda soviética tuviera efecto en la opinión pública de Alemania o de otras partes.”

euronews :
“Se ha hablado mucho del método Monnet: hacer avanzar Europa a través de proyectos concretos. No ha alcanzado esta situación sus límites? Hemos hecho el mercado único, hemos hecho la Europa sin fronteras, el euro. Y hoy parece que la máquina europea se ha averiado”

Pascal Fontaine
“No lo creo. Más bien es lo contrario. No hay que olvidar que la humanidad ha pasado de contar 3.000 millones de individuos en 1950 a 6.000 millones de personas. Esta pequeña Europa que dominaba el mundo podría haberse sentado a llorar ante el espectáculo de su marginalización. Para ser un actor global, Europa necesita unir todas sus fuerzas. No en todos los terrenos, pero sí en los esenciales. Fue el carbón y el acero, luego el mercado interno, la seguridad, la justicia, el medio ambiente, la moneda y sin duda dentro de poco la economía global. Creo que esta Europa se hará porque, como decía Jean Monnet, no hay otra opción. La otra opción es la marginalización, no hay un plan B a la idea europea, aunque ésta sea difícil de realizar. Pero es gracias a las dificultades que se progresa.”