Última hora

Última hora

Cameron, el heredero Tory de Blair

Leyendo ahora:

Cameron, el heredero Tory de Blair

Tamaño de texto Aa Aa

La vocación política de David Cameron es temprana.

Entró en política al acabar sus estudios, fue elegido diputado en 2001 y cuatro años después se hizo con la jefatura del partido conservador británico.

Titulado en Eton y Oxford, encarna la modernización de los Tories, la nueva generación de la que también forma parte el actual alcalde de Londres, Boris Johnson, compañero de Cameron en un club de la alta sociedad en su época de la universidad.

De verbo fluído, accesible y hábil en los discursos, consigue transformar la base electoral del partido y ampliarla a los jóvenes y las clases medias.

Aunque sin descuidar la cantera de votos tradicional de los Tories. Cameron- en su dualidad- cultiva igualmente la imagen de padre de familia y marido modelo.

La muerte de su primogénito le granjea una corriente de emoción positiva en un momento crucial de su carrera.

Los detractores le reprochan sus banalidades y su falta de experiencia. Él se empeña en demostrar que tiene madera de dirigente.

Como Blair, Cameron también ha aprendido a manejar los registrios de la emoción y la proximidad, ámbitos en los que supera con creces a Gordon Brown. La energía, la frescura y el carisma, frente a la fría eficacia del tecnócrata.

Cameron ha salido airoso del desafío de transformar la imagen de su formación y colocarla de nuevo en el poder.